“Los niños no deben estar sentados todo el día absorbiendo información”

Steve Boyle

No solo aprendemos con nuestra mente también lo hacemos con nuestro cuerpo. La inteligencia corporal cinestésica, se encuentra entre las enunciadas por Howard Gardner en su “Teoría de las inteligencias múltiples”.

Todos los niños necesitan bailar, saltar, manipular, trepar y moverse en libertad por el espacio. El ejercicio físico mejora la función cerebral de niños, adolescentes y adultos. El movimiento, desarrolla la capacidad para emplear el cuerpo en la expresión de sentimientos e ideas y entrena el empleo de las manos para transformar elementos.

En nuestras reformas de patios escolares y centros educativos proponemos disposiciones, instalaciones y objetos que inviten a distintas maneras de experimentar con el cuerpo.

La inteligencia corporal cinestésica se manifiesta particularmente en cirujanos, atletas, actrices, artistas, bailarines, y artesanos, todos ellos seres que utilizan sus cuerpos, manos y pies para crear. Independientemente de ello todos  tenemos la capacidad de disfrutar y aprender con el movimiento.

De acuerdo a  María Montesori Creadora del método Montessori de enseñanza, licenciada en medicina por la Universidad de Roma (1986) ‘El movimiento ayuda al desarrollo psíquico y este desarrollo se expresa a su vez con un movimiento y una acción’